MÚSICA EN SALUD

Las salas de espera en este sector suelen ser lugares en los que se genera cierta tensión y nerviosismo, convirtiéndose en un lugar poco agradable para muchos pacientes. Por parte de estos espacios es fundamental generar una atmósfera agradable, sensación de calma y contribuir a un estado de ánimo positivo. En definitiva, mejorar la experiencia de los usuarios y hacer de su espera un momento más cómodo. 

La música marcará la diferencia de lo vivido, contribuirá a suavizar las conversaciones entre personal y pacientes y generará un ambiente agradable.

Numerosos estudios que han demostrado que la música produce múltiples beneficios en la salud, gracias a la estimulación cerebral que producen las ondas musicales. Si la música es adecuada, el cerebro libera sustancias como la dopamina y endorfinas, responsables de las sensaciones de placer, satisfacción y bienestar. La música en salas de espera o espacios sanitarios estimula de forma positiva, haciendo la experiencia menos tormentosa para los clientes y generando una sensación placentera.